REGANTES DEL RÍO ÑUBLE EXPRESAN PREOCUPACIÓN ANTE COMISIÓN DE RECURSOS HÍDRICOS DEL SENADO

recta

 

 

La presidenta de los regantes, Margarita Letelier, planteó las principales inquietudes que han generado en el sector agrícola los anuncios del Gobierno, que buscan modificar el Código de Aguas, como también el uso y distribución del vital elemento.

 

En representación de los regantes de la zona, la presidenta de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, Margarita Letelier, expuso sus planteamientos en la Comisión Especial sobre Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía, instancia presidida por la Senadora Adriana Muñoz y que fue creada con el objeto de conocer y tramitar los informes sobre  iniciativas hídricas, en materias de Reforma Constitucional.

 

La presidenta de los regantes comenzó su intervención manifestando su preocupación por la inestabilidad e incertidumbre que han provocado los anuncios del ejecutivo, afectando con ello a un sector muy sensible para el desarrollo social, como lo es la agricultura. En este sentido, comentó que sólo la Junta de Vigilancia del Río Ñuble está conformada por 53 canales; más de cinco mil usuarios, en su gran mayoría pequeños agricultores, con terrenos inferiores a 12 hectáreas. “Para nosotros, los medianos y pequeños agricultores, que tradicionalmente hemos vivido de la tierra, muchas veces no nos hemos sentido considerados en nuestras reales necesidades, ya que las decisiones se toman centralizadamente y los resultados de éstas  se traducen en normas o leyes que no siempre solucionan los problemas de fondo en materia del recurso hídrico”, expresó Margarita Letelier.

 

Durante su intervención, la representante del Río Ñuble valoró el rol que han cumplido las juntas de vigilancia a lo largo del país, ya que han permitido administrar, distribuir y fiscalizar el uso del agua,  resolviendo múltiples conflictos, lo que también se ha traducido en un importante ahorro de recursos para el Estado. Además, se mencionó el aporte en infraestructura de las organizaciones de regantes, que han considerado diversas obras de captación en los cauces naturales, nuevos canales, túneles, sifones, entre otras iniciativas. “Debemos además pensar en la formación de nuevas organizaciones de usuarios, donde no existen, además de crear las condiciones necesarias para estimular su fortalecimiento y profesionalización, dotándolas de mayores facultades para una gestión eficaz del agua”, comentó Letelier.

 

Respecto de los desafíos que el país debe enfrentar para el recurso hídrico, la presidenta de los regantes expresó que se deben trabajar dos pilares fundamentales: la Disponibilidad y acceso al recurso agua y el Otorgamiento de nuevos derechos. En el primer aspecto abogó por superar los serios problemas de escasez de agua que enfrenta el país, a través de la construcción de obras reguladoras, como el Embalse Punilla, que permitan captar y almacenar el recurso para ser aprovechado en períodos de intensa actividad agrícola. También, propuso a la Comisión mejorar la red de canales que se han construido, para minimizar las pérdidas producidas por la conducción en una red que, por lo general, es muy extensa. En este aspecto, Margarita Letelier manifestó que es primordial resguardar el derecho de los usuarios, porque redunda directamente en la administración y distribución del recurso.

 

En cuanto al otorgamiento de nuevos derechos, la presidenta de los regantes precisó que pueden afectar el uso racional del agua, por lo que la autoridad debe realizar estudios técnicos a través de la Dirección General de Aguas (DGA), que demuestren que no se afecta a los derechos ya constituidos. “Tal situación conlleva a que podamos tener cuencas sobreexplotadas, donde se agudizan los problemas y conflictos entre los usuarios, con escasez del recurso que todos conocemos. Por ello, es necesario también fortalecer a la DGA, con más capacidad profesional y con más funcionarios”.

 

Margarita Letelier también se refirió a las modificaciones legales y a los derechos de aprovechamientos de agua,  señalando que es necesario proteger  a quien usa real y efectivamente el recurso en la producción agrícola. “Debemos hacer la distinción entre quienes han obtenido un derecho y no lo usan, es decir los que especulan, y quienes han adquirido un derecho consuntivo”.

 

Por último, la presidenta de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble solicitó a la Comisión considerar los planteamientos de todas las organizaciones de regantes, en cualquier modificación que se lleve adelante en la legislación vigente, por haber demostrado durante décadas una administración eficiente en el actual modelo de aguas existente en Chile.

 

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *