Regantes aprueban por unanimidad convenios del Embalse Punilla

unaname

 

San Carlos, Marzo 2014. Como un paso trascendental para la licitación del Embalse Punilla, fue calificada por los directivos de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, la última asamblea extraordinaria realizada con los representantes de las organizaciones de canales.

 

La cita, que tenía como objetivo presentar los convenios de operación y de otros servicios ligados a la administración del embalse, logró una  aprobación unánime entre los asistentes, que superaron el 95% de asistencia, lo que se traduce en un hecho de especial significación en el devenir de este emblemático proyecto, siendo además un requisito ineludible dentro del proceso formal definido para esta obra. Ambos documentos resumen los acuerdos alcanzados entre la Junta de Vigilancia del Río Ñuble y el MOP, siendo partes estructurales de las bases de licitación.

 

El convenio de operación establece el marco regulatorio en el cual debe funcionar el concesionario, garantizando el beneficio, aprovechamiento y eficiencia en el uso de los recursos hídricos del Embalse Punilla. Las condiciones definidas en el convenio son favorables para los regantes y se traducirá en un beneficio directo en un universo de 5.000 regantes, otorgando una seguridad de riego en una cobertura de 60 mil hectáreas.

 

Entre los lineamientos más importantes de estos convenios están el respeto a los actuales derechos de aprovechamiento, que no se verán alterados con la construcción de la obra; determinación del volumen almacenable para ser ocupado en temporada de riego y el caudal a entregar por el embalse. Existirá también un Comité Técnico de Operación, del cual la Junta de Vigilancia del Río Ñuble será parte, que velará por el fiel cumplimiento de cada una de las obligaciones establecidas en el convenio.

 

Uno de los elementos relevantes que considera uno de estos documentos, son las labores de mantención, conservación, mejoramiento y distribución de caudales, lo que significará mejorar la infraestructura existente, para llevar el caudal a cada predio respectivo.

 

La oportunidad sirvió también para que el directorio de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble informara del estado actual del proyecto, encontrándose las bases de licitación actualmente en Contraloría. También se recordó que existe un proceso abierto de precalificación de potenciales oferentes, en el que se pueden inscribir las empresas interesadas en la construcción de la obra. Una vez aprobadas las bases, el Ministerio de Obras Públicas está facultado para poder publicarlas en el diario oficial y comenzar así el proceso final de licitación de esta gran Obra de Regulación, esperada por tantos años en la provincia de Ñuble.

 

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *