Junta de Vigilancia del Río Ñuble se suma a llamado para esclarecer situación de Astaldi


  • La presidenta de la organización, Margarita Letelier, aseguró que “es necesario un pronunciamiento más preciso del MOP como mandante del proyecto embalse La Punilla, en relación a las acciones y plazos de ejecución de la obra”.

San Carlos. La Junta de Vigilancia del Río Ñuble, organización que por casi 100 años ha estado al servicio de los regantes del Río Ñuble, se sumó esta mañana a la petición que realizaron los parlamentarios de la zona al Ministerio de Obras Públicas, para que se pronuncie acerca de la situación que por estos días enfrenta la empresa Astaldi y las posibles consecuencias que pueda tener en la gran obra de la región de Ñuble, el embalse La Punilla.

A través de diversos medios nacionales, se ha publicado la situación de inestabilidad económica de la empresa, que se ha hecho evidente producto de las deudas que mantiene en Europa y específicamente en Italia y que ha repercutido en, por ejemplo, el cobro de una boleta de garantía por US$62 millones, de obras comprometidas con Codelco.

“La incertidumbre que genera en los regantes estas noticias que se han publicado, requieren un pronunciamiento más preciso del MOP como mandante del proyecto Embalse La Punilla, en relación a las acciones y plazos de ejecución de la obra. No es sano para las confianzas del mundo agrícola de Ñuble que la comunicación sea tan genérica y discreta, mientras la crisis del agua es progresiva con el paso de los años”, sostuvo la presidenta de las Junta de Vigilancia del Río Ñuble, Margarita Letelier.

La representante de los regantes sostuvo que han solicitado una reunión con el ministerio, sin embargo, recién serán recibidos el 28 de noviembre, fecha que califica como tardía por el contexto que enfrenta la principal obra de riego de la región.

“Debemos recordar que el día seis de septiembre pasado, el Presidente Sebastián Piñera reafirmó el compromiso del gobierno con el embalse durante su visita a Ñuble, obra que nos permitirá convertirnos en potencia agroalimentaria. Ese mandato requiere gran rigurosidad y sentido de urgencia, trabajo al que como junta de vigilancia siempre estaremos disponibles para aportar”, indicó.

De este modo, tal como la cartera de Minería se ha hecho cargo de esta situación, el organismo repartidor de las aguas del Ñuble, hizo un llamado a las autoridades locales y nacionales, especialmente al Ministerio de Obras Públicas, a cargo del proyecto, a que respondan y entreguen claridad acerca de la situación financiera de Astaldi.

“Esperemos que pronto se despejen las dudas y que estemos planificando el hito de instalación de la primera piedra del embalse en el más breve plazo posible”, sostuvo Margarita Letelier.

Cabe recordar que, hasta ahora, el Ministerio de Obras Públicas ha informado que el proyecto avanza según el cronograma establecido, luego de sortear positivamente la evaluación ambiental de la línea de transmisión en septiembre.

El embalse La Punilla aportará con seguridad de riego a una superficie superior a las 60 mil hectáreas, por lo que ha sido calificada por los regantes como la gran obra de la nueva región de Ñuble.

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *