Junta de Vigilancia del Rio Ñuble participa de taller sobre titularidad de los derechos de de agua del Embalse Punilla junto al Gobierno

indap2

 

Actividad coordinada por INDAP reunió a la institucionalidad y los regantes en Chillán y permitió alinear el trabajo en vista al mejor aprovechamiento la obra

 

La Junta de Vigilancia y representantes del Ministerio de Obra Públicas (MOP), Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) Dirección General de Aguas (DGA), Seremi de Agricultura, INDAP, la Comisión Nacional de Riego (CNR), pequeños agricultores usuarios de INDAP  y la Universidad de Concepción, participaron de un taller sobre la titularidad de los derechos de aprovechamiento de agua en el cual se avanzó en la coordinación de acciones que beneficien a los futuros beneficiarios del embalse Punilla.

 

En la actividad fue presentado el estudio “Diagnóstico y Plan de Desarrollo Participativo para el Área del Futuro Embalse Punilla”, por el Dr. en Ingeniería Civil Agrícola y director general del Centro del Agua para la Agricultura de la Universidad de Concepción, Felipe de la Hoz Mardones, quien resaltó que las instituciones públicas deben “escuchar cuales son las reales necesidades del sector privado. Eso permite priorizar y planificar las acciones e inversiones en estudios y programas que se tienen que hacer para mejorar la infraestructura. Esto permite que el Estado le dé respuesta a las necesidades futuras y hacer un buen uso de la futura obra del gran Embalse Punilla”. Para De la Hoz, pese al reto que implican las grandes obras “hay tiempo suficiente para resolver los desafíos. Lo importante es que estas instancias nos permitan planificar los tiempos y prioridades para una buena asignación de los recursos públicos”.

 

Margarita Letelier, presidenta de la Junta de Vigilancia del Rio Ñuble, afirmó que “gracias al apoyo del Estado se ha sacado adelante este proyecto, ya que es quien apoya las grandes obras de riego”. La dirigenta destacó que “en la agricultura no existen trabajos a corto plazo, los tiempos son biológicos y no son políticos, no son trabajos de cuatro años, según el gobierno de turno, necesitamos que el Estado se dé cuenta de la necesidad que se tiene de agua y muchas cosas más”.

 

La dirigenta agradeció la participación de INDAP en este proceso, siendo esta la tercera vez que se reúnen con la institución, enfatizando que “la idea es que nos ayuden a completar nuestros catastros de usuarios en cada canal, porque los listados de regantes existen, aunque incompletos, Que sea un catastro absolutamente completo, para que realmente la operación del embalse, la convocatoria y la comunicación con nuestros regantes sea eficiente”. <para ello, explica, es necesario un registro completo, con RUT, dos apellidos, teléfonos celulares, ubicación del predio, de los marcos partidores, etc.

 

Para el director regional de INDAP, Andrés Castillo, “este encuentro fue primordial para alinear el trabajo junto a la Junta de Vigilancia del Rio Ñuble en favor de los pequeños productores de la Agricultura Familiar Campesina, buscando coordinar el catastro de los verdaderos beneficiarios de la obra”. Castillo destacó que “la meta ahora es formar una mesa de trabajo entre la institucionalidad y los privados para continuar en el desarrollo del proyecto Punilla a nivel de regantes”.

 

Ariel Durán, coordinador regional delegado presidencial de recursos hídricos, destacó la “importante inclusión de los usuarios de INDA de los distintos programas de fomento, en la conversación, ya que con la Junta de Vigilancia del Rio Ñuble, ellos se verán beneficiados por el embalse Punilla”.

 

El Embalse Punilla atenderá a regantes de las comunas de San Carlos, Ninhue, San Nicolás, Coihueco, Chillán y San Fabián y ampliará el universo de hectáreas regadas de las actuales 20 mil a 70 mil hás, con 85% de seguridad, siendo que la mayor parte de ellos es de productores de la Agricultura Familiar Campesina (atendidos por INDAP) y micro-emprendedores.