Junta de Vigilancia del Río Ñuble fortalece comunicación con regantes

comunicagosto

 

En asamblea realizada el jueves 30 de julio, se analizaron en forma abierta y participativa distintos aspectos relacionados con el embalse La Punilla y la reforma al Código de Aguas.

 

Un llamado a la unión de todos los regantes del río Ñuble hizo el directorio de esta organización de regantes durante una jornada de análisis sobre distintas temáticas relacionadas con el embalse La Punilla.

 

En el salón principal de la organización ubicada en la comuna de San Carlos, se reunió la asamblea general que representa a todos los canales de la junta de vigilancia, con el fin de informar, dialogar y actuar cohesionados en todo a lo que se refiere el emblemático proyecto que hoy se encuentra en etapa de licitación.

 

Esta reunión marca un hito importante para la comunicación de esta nueva etapa, en momentos en que el propio ministro de Agricultura, Carlos Furche, confirmó en San Carlos el compromiso del Gobierno frente a esta gran obra de regulación, que generará seguridad de riego a 70 mil hectáreas, considerando a los actuales y nuevos regantes.

 

La Junta de Vigilancia del Río Ñuble pidió al Minagri un subsidio especial del orden del 85% para los pequeños agricultores, que les permitan suscribir las acciones de compra que generará el embalse, tema que también fue abordado en la reunión.

 

Durante la cita efectuada el día jueves se conformó una Comisión especial de trabajo para determinar la posibilidad de riego de nuevos regantes, identificar cobertura de sectores y canales, así como apoyar en terreno el análisis de nuevas zonas de influencia, decisión que fue valorada por Margarita Letelier, presidenta de la Junta de Vigilancia. “Esta instancia permitirá trabajar en la detección de nuevas áreas de riego que profundicen el objetivo social de esta gran obra de regulación. No hay que olvidar que el embalse La Punilla generará seguridad de riego para 60 mil hectáreas dentro de la zona de influencia actual, más 10 mil hectáreas adicionales, lo que nos demanda una labor sustentada en la unidad e integración de los regantes, ya que el embalse La Punilla es una obra para todos”, aseguró.

 

En la ocasión, la Junta de Vigilancia informó sobre la realización de una secuencia de talleres denominados “Punilla Educa”, instancia permanente de trabajo junto a los regantes que tendrá como objetivo conocer todos los aspectos relacionados con el proyecto. El inicio de estas jornadas se comunicará oportunamente.

 

Reforma al Código de Aguas

La asamblea extraordinaria citada por la junta de vigilancia, sirvió también para analizar el proyecto actual que modifica el Código de Aguas. El abogado de la organización de regantes, Manuel Carrasco, realizó una presentación detallada sobre los principales aspectos de la propuesta del Ejecutivo, que establece una prelación en las funciones de agua, protegiendo los usos en base a la subsistencia. Además, expresó Carrasco, “dicha modificación plantea un cambio de la actual concepción del derecho de aprovechamiento de aguas”.

 

Un aspecto relevante abordado en la reunión es qué ocurrirá con los actuales derechos. En este sentido, Manuel Carrasco comentó que “en el caso de los actuales derechos no hay norma que establezca todos los atributos del dominio, ya que si bien establece que los derechos de aprovechamiento reconocidos o constituidos antes de la publicación de esta ley, seguirán estando vigentes, se agrega que el ejercicio de dichos derechos estará sujeto a las limitaciones y restricciones que, en virtud de esta ley, se disponen en razón del bien público”.

 

La instancia organizada por la Junta de Vigilancia del Río Ñuble sirvió para que los regantes aclararan dudas de orden jurídico y relacionado con el embalse La Punilla, cumpliéndose a cabalidad con los objetivos propuestos.