En un 50% ha disminuido caudal del Río Ñuble en la temporada

50

 

Las condiciones climáticas y las nulas precipitaciones a la fecha generan preocupación en los productores que verían afectados el rendimiento de varios cultivos.

 

 

Gran preocupación genera entre los agricultores del río Ñuble la baja de casi 50% en el caudal en las últimas semanas en comparación a una temporada normal, lo que afectaría el rendimiento de cultivos.

 

 

“Es una situación bastante crítica y no tenemos esperanza que llueve en los próximos días mientras que el río sigue disminuyendo el agua que trae”, dijo Martín Arrau, dirigente de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble respecto a los 19 metros cúbicos por segundo frente a los 35 metros cúbicos que debería llevar a la fecha.

 

 

El agricultor explicó que esta temporada se caracterizó por siembras tardías debido a que la primavera tendió a ser más lluviosa que en año anterior, sin embargo en los últimos meses las precipitaciones cesaron y disminuyeron en relación a los registros históricos. “Hay muchos agricultores afectados con problemas serios de sequía”, comentó.

 

 

Martín Arrau recordó que este es un problema que se ha ido agravando producto de una persistente sequía durante los últimos años.

 

 

“El río Ñuble está siempre muy expuesto a los problemas generados por la sequía, ya sea por el cambio climático y la baja altura de la Cordillera de Los Andes, que acumula poca nieve. La única que nos sirve a comienzo de invierno, cuando se producen las nevadas de mayo a julio, que puede durar hasta enero”, precisó.

 

 

El dirigente de los regantes indicó que entre los cultivos que más se verán afectados son la remolacha, arroz y frutales.

 

 

Soluciones

 

 

La prolongada sequía y la mayor demanda por agua vuelven a poner urgencia a la necesidad de disponer de infraestructura de acumulación del recurso hídrico, incluso con la tecnificación y eficiencia en los sistemas de riego que están aplicando los productores.

 

 

Nuevamente las miradas se ponen en lo que será la construcción del Embalse Punilla. “La única manera de recuperar el potencial productivo de la zona, es la construcción de este embalse y así evitar que el 80% se pierda en el mar”, sostuvo Arrau.

 

 

El directivo destacó que este proyecto ayudará a evitar los problemas de riego que se presentan en la actualidad por la falta de agua.