Embalse La Punilla se construirá como la gran obra de la Región de Ñuble tras aprobarse proyecto de línea de transmisión


La aprobación fue unánime y se realizó en la Intendencia del Biobío con la participación de los distintos servicios públicos involucrados.

Concepción. Con gran satisfacción y esperanza, en la que califican como “la gran obra de la nueva región”, reaccionaron los regantes del río Ñuble tras la aprobación esta tarde del proyecto “Línea de transmisión 1×220 kV Punilla-San Fabián”, que se presentaba como el último escollo para comenzar la construcción del emblemático embalse La Punilla.

La aprobación fue unánime por la Comisión de Evaluación Ambiental, con la abstención del seremi de Obras Públicas, mandante del proyecto. Ya se habían subsanado la mayoría de las indicaciones realizadas por los distintos servicios públicos involucrados al proyecto de la empresa Astaldi, por lo que sólo se esperaba esta aprobación definitiva que deja el camino abierto y en condiciones para poder construir.

Se instalarán 72 torres de alta tensión en un trazado de 23 kilómetros de línea eléctrica,  planificados para que se emplacen entre la subestación eléctrica del embalse Punilla y la subestación San Fabián, ambas en la ribera sur del río Ñuble.

“Estamos felices, porque ya entramos en otra etapa de avance del Embalse La Punilla. Estamos felices por los regantes, por la nueva Región de Ñuble, ya que es su gran proyecto y que hoy ha sido aprobado por unanimidad”, destacó la presidenta de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, Margarita Letelier.

Los proyectos fueron calificados por una Comisión presidida por el Intendente e integrada por los Secretarios Regionales Ministeriales del Medio Ambiente,  de Salud, de Economía, Fomento y Reconstrucción, de Energía, de Obras Públicas, de Agricultura, de Vivienda y Urbanismo, de Transportes y Telecomunicaciones, de Minería, y de Planificación, y el Director Regional del Servicio, quien actuó como secretario.

A la jornada, también asistieron los delegados ministeriales de Ñuble, Ignacio Vera de Obras Públicas, Patricio Caamaño de Medio Ambiente y Gustavo Pinto de Energía.

Con la aprobación de la línea de transmisión, el embalse La Punilla comienza su recta final, estimándose el inicio de obras durante el primer trimestre del próximo año. Los regantes la han definido como una obra estratégica para el desarrollo agroalimentario de la región de Ñuble, con un impacto en más de 60 mil hectáreas con seguridad de riego y en más de 5 mil familias que producen cultivos en la zona. “Los regantes de Ñuble hoy tenemos motivos para sentirnos orgullosos”, agregó Margarita Letelier.

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *