Asamblea de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble ratifica Directorio por unanimidad

ratific

 

Con una concurrida asistencia y en un ambiente de unión en torno a un objetivo común, los presidentes de los canales del río Ñuble participaron en la Asamblea Anual de la Junta de Vigilancia, instancia en que se dio a conocer el balance de la gestión 2014-2015.

 

En una aplaudida cuenta pública, la organización entregó un detallado resumen de los principales logros del período, como la preocupación permanente por abordar la problemática de la sequía como un eje central en la gestión, los avances del proceso de licitación del Embalse La Punilla, la reforma al Código de Aguas y la mayor presencia de la organización en el medio ambiente interno y externo.

 

En la primera parte, el énfasis estuvo marcado en el comportamiento del Río Ñuble, estadísticas de caudales y los niveles progresivos de sequía que enfrentan los agricultores en la zona de influencia.

 

El Embalse La Punilla ocupó un espacio privilegiado en esta cuenta, donde se informó las acciones principales que ha liderado la Junta de Vigilancia del Río Ñuble y los avances concretos que junto con el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet están desarrollando para concretar la obra durante el presente año.

 

En la tercera parte de la presentación, el directorio procedió a informar aspectos generales de la reforma al Código de Aguas que está impulsando el Gobierno y las acciones que está realizando la Junta de Vigilancia del Río Ñuble para ser parte activa del debate en torno a estas modificaciones.

 

Una vez finalizada la presentación, los regantes procedieron a ratificar en forma unánime al actual directorio, que quedó conformado por Margarita Letelier, Presidenta; Hugo Gebrie, Vicepresidente; Martín Arrau, Secretario; Andrés Rueda, Tesorero y Fernando Rueda, Director.

 

Los principales desafíos para la temporada 2015-2016 serán materializar el Embalse Punilla con todas las acciones que un proyecto de esta envergadura requiere, avanzar en la declaración de agotamiento del Río Ñuble, continuar en el proceso de actualización de Estatutos, impulsar nuevos proyectos de Telemetría que beneficien a los distintos canales del Río Ñuble y profundizar el vínculo de la organización con todos sus regantes.Este nuevo período ha sido definido como crucial por los directivos de la Junta, quienes seguirán dando pasos importantes en la administración del recurso hídrico, avanzando en una estrategia global que solucione el grave problema de sequía que sigue afectando a miles de pequeños agricultores de esta zona del país.